Red COMAL comprometida en la protección de la casa común, formando mujeres y hombres agroecológicos.

Por: Donaldo Zuniga
Se muestra una foto de un grupo de 27 personas (12 mujeres y 15 hombres) en un campo abierto en las afueras de una casa de adobe.

Intibucá, 13 de marzo al 17 de mayo de 2019 | Un esfuerzo impulsado por Red COMAL en el marco de la acción del Proyecto: "Fortalecimiento de las capacidades en agroecología de las y los productores indígenas lencas para reducir el impacto del cambio climático en comunidades rurales del Departamento Intibucá, Honduras", con el apoyo financiero de Fundación EcoViva y Acción Verapaz.

Del 13 de marzo al 17 de mayo de 2019, realizamos el proceso de formación y capacitación de la Escuela Agroecológica Campesina e Indígena, proceso que consistió en la facilitación de tres módulos de capacitación en agroecología y ocho jornadas de reflexión y análisis sobre la situación interna y el ambiente externo de las organizaciones de pequeños productores afiliados a la Red COMAL.

En el proceso de reflexión participaron 84 personas, entre ellas 34 mujeres y 50 hombres.  De la Escuela Agroecológica egresaron 35 estudiantes, 26 de ellos obtuvieron el certificado que los acredita como Productores Agroecológicos.
Buscando fortalecer las capacidades locales y los medios de vida de las familias campesinas e indígenas, está en proceso la instalación de ocho fincas agroecológicas o patios mejorados, se dotó de equipamiento básico para la elaboración de biofermentos a igual número de familias; así mismo estas familias recibieron un lote de gallinas ponedoras, una colmena y árboles frutales para la diversificación de sus parcelas.

Actualmente estamos en coordinación con las y los maestros de centros de educación básica de las cinco comunidades del área de cobertura del proyecto, los días 01 y 02 de julio se estará facilitando las charlas de Alimentación Saludable y Consumo Responsable, dirigidas a las niñas y niños de dichos centros de enseñanza.
Es importante mencionar el alto nivel de entusiasmo y voluntad de participación que tienen las familias, en su mayoría mujeres y jóvenes.

Por un modelo de producción en armonía con la vida y la naturaleza, seguimos avanzando Sembrando Esperanza y cosechando solidaridad.

“Adelante compañeras y compañeros”.